En el cierre del Taller Otras Miradas… de los usos vanguardistas de la técnica a la perenne búsqueda de lo femenino.

La cuarta sesión del taller Otras Miradas, fotógrafas venezolanas de los últimos años, tuvo lugar el pasado viernes 5 de octubre, en la Sala de Usos Múltiples de la Fundación John Boulton, bajo la tutela de las profesoras Johanna Pérez Daza y María Teresa Boulton. En tres sesiones anteriores se hizo la revisión del trabajo que parte desde el mundo interior (sentimientos, emociones y conceptos), en primera sesión; las incursiones en la visión del mundo exterior (los espacios y los contextos), que definieron la segunda categoría, la más prolífica; en esta tercera sesión, las ponentes trabajaron el tema país (actualidad noticiosa y política), un tema polémico e, indudablemente, variado. La cuarta sesión se dedicó al devenir de la imagen, a la fotografía como herramienta, que incluyó las propuestas híbridas o combinadas, multimedios, la mezcla en artes visuales y las transformaciones del soporte fotográfico.

En la cuarta entrega, se presentó el trabajo de las fotógrafas Maribel Briceño, Sonia Soberats, LihieTalmor, Lucia Pizanni, Erika Ordosgoitti, Beatriz Nones, AglaiaBerlutti, Marithe Govea-Meoz, Carmela Fenice, Mónica Trejo, Sofía Jaimes Barreto y Betzaida Sánchez,y se contó nuevamente con la presencia de algunas de ellas, que pusieron sobre la mesa las intenciones y opiniones que están detrás de sus obras. Las fotógrafas incluyeron en su trabajo el uso de maquetas, donde insertaron fotografías propias para contar una historia; una de ellas, invidente, trabajó la luz como elemento plástico; otras trajeron a colación su formación profesional en arquitectura, grabado, escultura y literatura, para conformar su propuesta fotográfica; el inventario como recurso y la desnudez propia, como bandera ante las injusticias, quedaron plasmados en imágenes de íconos de la ciudad; también se mostró la captura del reflejo de la luz en las superficies húmedas; otra de las fotógrafas trabajó el tema de la muerte, montado en cartas del tarot, lo mismo que el feminicidio y los crímenes de género, expresados en la descomposición y desaparición de los cuerpos; pudimos ver la huella digital convertida en auto retrato; el cuerpo y sus hendiduras se enfocaron como fragmentos de una identidad; igualmente, se hizo una aproximación abstracta a la intimidad de las flores; haciendo uso del collage y el fotomontaje, una de las fotógrafas insertó pedazos de la actual Venezuela fracturadaen la Caracas de antes; la fotografía infra roja añadió dramatismo a ciertas vistas de la ciudad…

El tema subyacente, desde la primera sesión de este taller, fue la definición de lo femenino como condición compartida de todas las fotógrafas estudiadas. Con ese propósito, las ponentes invitaron al filósofo Erik Del Búfalo, profesor titular de Filosofía de la Universidad Simón Bolívar, especialista en temas como la filosofía contemporánea, la ética y la estética, el pensamiento político, la filosofía de la comunicación y la fotografía, profesor de los talleres sobre filosofía de la fotografía en la Organización Nelson Garrido, para tratar el tema de si existe o no una mirada femenina. Al respecto, el profesor Del Búfalo se  paseó por la obra de importantes artistas plásticos y fotógrafos de ambos sexos, que han plasmado imágenes de lo femenino en su obra, utilizando sus imágenes, contrastando, oponiendo y diferenciando, para finalmente concluir que, en las fotógrafas, el problema de lo femenino es marginal. De la misma manera que una foto es un fragmento de mundo y toda experiencia pasa por la mirada, sólo es posible saber de quién es la mirada si hay un discurso que precise esa posición, que tiene que ver más con una ideología, con un discurso militante político, con los estudios culturales o con la sociología… Expresó que la fuerza de la fotografía está en romper con la identidad y, desde el punto de vista de la experiencia, es el individuo quien la tiene.

El taller Otras Miradas, fotógrafas venezolanas de los últimos años, fue entonces una oportunidad única para abrir la reflexión sobre la mujer en un oficio que puede apuntalar su mensaje desde diferentes y múltiples perspectivas.

También te podría gustar...