¿Quién fue Lord David Eccles?

El Vizconde de Eccles, llamado David McAdam Eccles (1904-1999), fue un político británico, miembro del partido conservador, que se mantuvo en la escena política durante los gobiernos de Sir Winston Churchill, Anthony Eden, Harold Macmillan y Edward Heath, y una figura controversial entre los sobrevivientes de la primera postguerra. Fue descrito por sus contemporáneos como un hombre discretamente perfumado, muy bien vestido, siempre rodeado de mujeres que se abanicaban, al punto de que su compuesta elegancia y su afectación, que disfrazaban su verdadera naturaleza, le valieron el dudoso apelativo de “Smarty boots” (botas ágiles).  Daba la impresión de tranquilidad, cuando en su interior había una gran ambición y determinación.

 

Recibió una educación exquisita en el Winchester College y en el New College de la Universidad de Oxford.

 

En tiempos de la Segunda Guerra Mundial, trabajó para el Ministerio de Economía de Guerra entre los años 1939-1943. Entre 1940-1942 fue Asesor Económico de las embajadas británicas en Lisboa y Madrid y, gracias a su valentía y artes diplomáticas, el wolframio portugués y otros minerales españoles, útiles para la fabricación de armamento, se mantuvieron inaccesibles a las garras nazis.

 

De regreso a Londres, estuvo en el Ministerio de Producción, coordinando el Programa de Municiones Anglo-Norteamericano.

 

En 1943 fue elegido para la Cámara de los Comunes.

 

En 1951 se convirtió en Ministro de Obras y, como tal, participó en los preparativos para la coronación de Isabel II (1953).

 

En 1954 fue Miembro del Gabinete como Ministro de Educación, del que saldría en 1957-1959 para presidir la Junta de Comercio; regresando al Ministerio de Educación en 1962.

 

Fue ministro para las Artes del Reino Unido desde 1970 hasta 1973. En 1973 se convierte en el Director de la Biblioteca Británica logrando la consolidación de las cuatro más grandes bibliotecas del país. Siempre fue un hombre de gran interés para los medios culturales hasta su muerte.

 

Pero la faceta en la que la Fundación John Boulton lo mantiene presente, es su pasión por el coleccionismo, en este caso, de libros, que inició en 1930 y mantuvo hasta el fin de sus días. Como diría Lord David: “Coleccionar, debo reconocerlo, se convierte en una pasión”. Mientras sus amigos y colegas dedicaban su horas de esparcimiento a la pintura, a la música o algún deporte, “para mantener la calma y la cordura”, Eccles atesoraba catálogos de las bibliotecas que los nobles ingleses conservaban en sus mansiones campestres y que ofrecían libros a la venta, aprovechando que Londres era un buen mercado de material relacionado con el descubrimiento y la historia temprana de Norte y Sur América y que también había una plaza cercana en España.

 

Según sus propias palabras, en una conferencia que dio en Caracas en 1971, ante los miembros de la Academia de la Historia y la Sociedad Bolivariana, con motivo de la celebración de los 150 años de la Batalla de Carabobo, la colección de libros que integran su biblioteca venezolanista partió de su gran admiración por Simón Bolívar, un hombre con la “capacidad de soñar sueños universales, que quedaban igualmente dentro de la realidad de la situación y en la fatal imposibilidad de cumplirse”, un personaje digno “de la forja de Shakespeare y Racine”, al que no se le hace justicia “… si sólo celebramos sus triunfos militares, porque era también magnífico en sus reveses políticos”; un personaje cuya biografía definitiva aún no había sido escrita, aunque Eccles la anduvo buscando durante toda su existencia. En sus palabras, fue Bolívar “un hombre que nos mostró cómo la naturaleza humana puede trascenderse a sí misma y, al mismo tiempo, cuan trágicamente está limitada por la brevedad de la vida y las circunstancias de la época”.

 

En la Biblioteca Antigua Venezolanista que lleva su nombre y que fue adquirida por Alfredo Boulton para la Fundación en el año 1974, se expresa también la amistad entre ambos eruditos, que era de larga data. En esa conferencia, Eccles recordó que la biografía general de Bolívar, de Manuel Sánchez, la más completa en su momento y que se sabía casi de memoria, fue un obsequio de Alfredo Boulton. “Nunca me hizo un regalo más útil”, exclamó emocionado.

 

La Biblioteca Antigua Venezolanista de Lord David Eccles reúne no sólo los libros que encierran el punto de vista de los países americanos, sino también libros españoles que plantean el tema de la independencia, en medio de un imperio colonial que daba señales de descomposición, cuando lo que se necesitaba en esos momentos era la habilidad política, además de libros de viajes, documentos, cartografía y relatos colaterales a la gesta independentista.

 

Lord David Eccles anunciaba en su conferencia que, en un mes, se pondría una placa en la casa que fuera la residencia de Bolívar en Londres, evento al que Lord David iba a asistir personalmente, y también informaba que se había salvado de la demolición la casa de Miranda en esa ciudad.

 

La Biblioteca Antigua Venezolanista de Lord David Eccles está en la Fundación John Boulton como una muestra más de su compromiso con la memoria del país; como diría Alfredo Boulton, en el discurso de presentación de la recientemente adquirida biblioteca, en julio de 1974, “… era primordial para nosotros que ese conjunto de obras no fuese a dar a los estantes de alguna rica universidad extranjera o algún país que no fuese el nuestro”. Es un orgullo que esos libros, tan afectuosamente recopilados, estén en Venezuela al servicio de los investigadores de la historia de nuestro país, para “…comprender mejor el contorno físico y el perfil espiritual de Venezuela” y de nuestro continente.

 

Fuentes:

Boulton, A. (1974) Discurso de presentación de la Biblioteca Antigua Venezolanista de Lord David Eccles, Fundación John Boulton, Torre El Chorro, 31 de julio de 1974.

Eccles, D. (1971) Discurso de Lord David Eccles ante la Academia de la Historia y la Sociedad Bolivariana en Caracas, con motivo del 150 Aniversario de la Batalla de Carabobo, 23 de junio de 1971.

Roth, A. (1999) Viscount Eccles Obituary. Top of the Tory form. En: The Guardian, Obituaries, feb/27/1999.

 

Olga Santeliz Cordero

(Baton, Rouge, Louisiana, USA, 1955) es Licenciada en Letras y Magister en Historia de las Américas (Universidad Católica Andrés Bello, Caracas, Venezuela. 1977 y 1985), con experiencia en gerencia de organizaciones sin fines de lucro. Es Gerente General de la Fundación John Boulton. En su ejercicio profesional se dedica a la Investigación Documental, a la Producción Cultural y al Desarrollo de Talento.