Manuel Pérez Vila, un venezolano por decisión.

Pérez Vila y Alfredo Boulton

 

Nacido en Gerona, España en 1922. Emigró a Francia como una consecuencia del quehacer político español. En Burdeos se graduó de bachillerato, también en esa ciudad se licenció en Filosofía y Letras, y obtuvo el título de Profesor en el Institute Normal d’Etudes Francaises de la Universidad de Toulouse. Llega a Venezuela en 1948 y se hace venezolano en 1956.

 

Fue uno de los más laboriosos investigadores contemporáneos.

 

Apenas a dos años de haber llegado (1950-1954) laboró con el Dr. Vicente Lecuna en la organización y sistematización del Archivo del Libertador, para el cual elaboró los índices, un recurso imprescindible para los que le sucederían en la investigación de esos impotentes documentos. También hizo los índices del Archivo de José Rafael Revenga.

 

Entre 1954 dirigió la oficina de la Casa Natal del Libertador, para compilar y organizar, para su publicación, todos los documentos del Archivo de Bolívar.

 

Entre 1956-57, ya en la Fundación John Boulton, realiza en Bogotá la captura en microfilmes de todos los documentos relacionados con Venezuela en el Archivo de la Gran Colombia.

 

Al regresar, crea y dirige el Boletín Histórico de la Fundación John Boulton, un esfuerzo sostenido en el tiempo para ofrecer al público el producto de investigadores especializados en la revista auditada de mayor trascendencia en su tipo en el país.

 

Colaboró como Adjunto Técnico de la Comisión Editora de los Escritos del Libertador de la Sociedad Bolivariana de Venezuela, así como de la Comisión Editora de las Obras Completas de Andrés Bello.

 

Para el Bicentenario del Natalicio del Libertador, fue designado Asesor Histórico para organizar la Gran Exposición Bicentenaria de Simón Bolívar que tuvo lugar en el Museo de Bellas Artes y la Galería de Arte Nacional.

 

Fue Director del Diccionario de Historia de Venezuela de la Fundación Polar. La muerte lo sorprende poco tiempo después de la publicación de la primera edición.

 

Fue un maestro de maestros.

 

Entre 1962 y 1982, dirige el Seminario sobre “Bolívar en sus escritos” del Instituto de Estudios Bolivarianos de la Universidad Católica Andrés Bello.

 

Entre 1962 y 1980 dicta la cátedra de Historia de Venezuela y de Historia del Periodismo Venezolano en la Escuela de Comunicación Social de la UCAB.

 

Desde 1979 dicta los cursos de Historiografía y Metodología y Crítica Histórica de la Maestría de Historia de la Américas de la UCAB.

 

A partir de 1983 dirige el Seminario de Doctorado en los Estudios de Postgrado para Ciencias y Humanidades en la Universidad Santa María de Caracas, junto a cursos de Postgrado y Extensión Universitaria en el área de Historia en la Universidad Central de Venezuela y en la Universidad Simón Bolívar de Caracas.

 

Fue invitado, como Profesor Visitante a dar cursos de Historia en la Universidad de California, en Berkeley, en 1967, y en el Saint Antony’s College, de la Universidad de Oxford, en 1975.

 

Con una abundante producción.

 

Amplio en la escogencia de los temas, Pérez Vila se distinguió por fijar su atención en aspectos antes poco estudiados de personajes y momentos históricos.

 

Fue por dedicación y abundante producción el biógrafo de Bolívar. Entre sus obras más conocidas están Bolívar y su Época, en dos volúmenes (1953); el Índice de los Documentos Contenidos en las Memorias de O´Leary, donde el protagonista es el mismo Libertador (1956), tan importante publicación sería incluida en la gran publicación de las Memorias de O’Leary; La Biblioteca del Libertador, que resalta la faceta intelectual de Bolívar (1960); Simón Bolívar, Síntesis Biográfica, que fue traducido a varios idiomas (1968); Campañas Periodísticas del Libertador, que resalta su faceta periodística (1968); con Documentos Apócrifos atribuidos al Libertador estudió los recursos políticos a los que recurrieron sus enemigos (1968); Los Borradores del Discurso de Angostura (1968); La Formación Intelectual del Libertador, donde va develando sus raíces intelectuales con base en referencias incluidas en su proclamas, discursos y correspondencia (1971); La Batalla de Carabobo, Bibliografía Venezolana Reciente (1971); un libro de aproximación al héroe y al hombre, Para Acercarnos a Bolívar (1980); los Decretos Conservacionistas del Libertador, que recoge los esfuerzos de Bolívar por proteger los recursos naturales de nuestra tierra (1979); Simón Bolívar (1783-1830). Bibliografía Básica, publicado en Bogotá (1983); también en 1983 publica Simón Bolívar. El Libertador, el Hombre y el Estadista y El Mundo Cambiante del Joven Bolívar, que fue incluido en la obra colectiva publicada por el CONAC con motivo del Bicentenario del Nacimiento del Libertador. A éstas se suman obras de numerosos temas, relacionados con la historia de las comunicaciones en Venezuela, la imprenta, la caricatura política y las organizaciones sociales en la época colonial venezolana.

 

Resalta en ese abanico de producciones la obra de 1952 Vida de Daniel Florencio O’Leary, Primer Edecán del Libertador, que ganó el Premio del concurso auspiciado por la Sociedad Bolivariana de Venezuela, una muestra de su profundo conocimiento de los personajes involucrados y la época, de su carácter y de sus motivaciones, que en palabras de Alfredo Boulton, en su respuesta al Discurso de incorporación de Manuel Pérez Vila a la Academia Nacional de la Historia, demuestran que tenía lo que muchos historiadores quisieran poseer, “ese saber historiar la historia”.

 

Por cierto, su trabajo de incorporación a la Academia de la Historia, “Artesanado: La formación de una Clase Media propiamente americana”, recoge un tema poco tratado, que deja a la vista su interés por lo curioso, no necesariamente glamoroso, y un gran conocimiento de la vida colonial venezolana.

 

Hombre de detalles, de perspectivas, de facetas… su interés siempre se convirtió para sus lectores en una revelación. Sus alumnos lo recuerdan como un hombre de muy fino humor, que era capaz de mantenerlos pegados del asiento y expectantes por el tiempo que tomara su clase del día, que les descubría nuevos senderos y maneras de llegar al conocimiento, que aupaba las ideas originales y los puntos de vista discordantes. En la convivencia profesional, fue generoso con su conocimiento. En el ámbito privado, fue un padre y esposo excelente, recordado por sus familiares y vecinos como ése que podía desprenderse de los documentos, que lo requerían insistentemente, para hacer del que se acercara su centro de atención.

 

Aunque llegó a Venezuela, procedente de otras latitudes, Pérez Vila fue, como acotó Alfredo Boulton, “un hombre que ha sabido ser un venezolano como pocos”.

 

Fuentes:

Conde, J. (2008) Un Hombre con Historia. En: El Ucabista, Revista Electrónica. Caracas, Universidad Católica Andrés Bello.

Respuesta de Alfredo Boulton en la incorporación de Manuel Pérez Vila como Individuo de Número a la Academia Nacional de la Historia. Caracas, 24 de enero de 1986.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre mucho más 📇

Tarjeta postal que promocionaba los buques a vapor de la Red D Line
Olga Santeliz

Naves escoltas del Libertador

El bergantín El Caracas pertenecía a la Red D Line, que fue la más importante conexión de transporte marítimo entre los Estados Unidos y Venezuela desde 1820 hasta 1936.

Leer más »
Boceto de Páez en la Batalla de Carabobo. Óleo sobre tela, Arturo Michelena, 1890. Al dorso: “Dedicado a mi distinguido amigo el Dr. Arístides Rojas”.
Fundación John Boulton

24 junio 1821 | Batalla de Carabobo

El 24 de junio de 1821 el Libertador Simón Bolívar al frente del Ejército Unido de la República de Colombia, derrotó al ejército realista en la Batalla de Carabobo

Leer más »