Natalacio de Guzmán Blanco

El 20 de febrero de 1829 nace en la ciudad de Caracas el general Antonio Guzmán Blanco. Hijo de Antonio Leocadio Guzmán, político redactor del periódico El Venezolano y fundador del Partido Liberal; y de Carlota Blanco Jerez de Aristeguieta, emparentada con la familia del Libertador Simón Bolívar. Fue uno de los personajes más emblemáticos de la segunda mitad del siglo XIX venezolano, convirtiéndose en uno de los caudillos más importantes de su tiempo. Personaje polifacético, abogado, diplomático, político jefe militar de la última etapa de la Guerra Federal, Presidente de la República en varias oportunidades. Tuvo su formación académica en la Universidad de Caracas, donde se licenció de abogado en 1856.

 

Su bautismo de sangre y escuela de armas fue durante la Guerra Federal. En 1859 se incorporó al ejército del general Juan Crisóstomo Falcón con el grado de coronel, ejerciendo el empleo de Comisario de Guerra. En 1862 fue nombrado jefe de operaciones del Ejército Federal del Centro, dirigiendo las acciones militares que provocaron el desgaste y rendición del Ejército Constitucional. Actor de primera línea en la negociación que puso fin al conflicto, con la firma del Tratado de Coche en 1863. Durante el Gobierno de la Federación que surgió al final de la guerra, ejerce diferentes cargos: Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Ministro de Hacienda y Relaciones Exteriores, Ministro Plenipotenciario ante Londres para  la contratación del Empréstito de la Federación, también ejerció la Presidencia de la República en varias oportunidades, bajo la figura de primer designado.

 

Con el triunfo de la Revolución de Abril en 1870, Guzmán Blanco establece una férrea dictadura militar, ejerciendo una forma de gobierno autocrática, durante los siete años de su primer gobierno inició el desarrollo de una serie de medidas de progreso material. A un mes de ascender al poder, el 27 de junio dicta el célebre Decreto de Instrucción Pública Gratuita y Obligatoria, al mes siguiente, decreta la realización del Primer Censo de la República. En 1872 crea la Gaceta Oficial, órgano para la publicación de las leyes, decretos y resoluciones emanadas de los Poderes Públicos del Estado. En 1873 presenta los Códigos Civil, Criminal y Militar. Clausura los conventos y seminarios, y le quita poder a la iglesia católica al establecer el matrimonio civil como institución legal, así como también con la creación del Registro Civil.

 

En 1874 crea el Ministerio de Obras Públicas y organiza Juntas de Fomento y Sociedades de Crédito, de las que siempre fue uno de los principales socios, para la construcción de las obras públicas que necesitaba el país; mezclando de esta forma la política de estado, con los negocios particulares, haciendo del peculado una forma de hacer gobierno. Protagonistas de las obras públicas durante sus 3 gobiernos, fueron la pléyade de ingenieros militares, herederos de la égida fundada por el sabio Juan Manuel Cagigal en la Academia Militar de Matemáticas. Fueron muchas las obras erigidas durante el guzmancismo, la primera y más emblemática fue el Palacio Federal Legislativo, carreteras, acueductos, puertos, puentes, plazas, iglesias, teatros, ferrocarriles, y la estadística nacional. En 1876 convirtió la Iglesia de la Santísima Trinidad en Panteón Nacional, para trasladar el 28 de octubre de ese año, los restos del Libertador Simón Bolívar.

 

En 1879 decreta el Bolívar de plata como unidad monetaria nacional. En 1881 decreta el “Gloria al Bravo Pueblo” como Himno Nacional de Venezuela. Ese mismo año también ordenó la publicación de las Memorias del general O’Leary, obra monumental sobre la historia de Bolívar durante la Guerra de Independencia. En julio de 1883 presidio los actos conmemorativos del Centenario del Natalicio del Libertador, en el marco de esa festividad, el 25 de julio inaugura el Ferrocarril Caracas – La Guaira, una de las obras más importantes de toda su gestión de gobierno.

 

En 1887, en el ejercicio de su último mandato, decide ausentarse del país con destino a la ciudad de París. No regresará jamás a Venezuela. Sin embargo mantuvo una fuerte influencia sobre la política del país. Muere en París el 28 de julio de 1899 a la edad de 70 años. Sus restos permanecieron un siglo allí durante un siglo, hasta que fueron repatriados en 1999 y depositados en el Panteón Nacional.

Autor de la investigación:

RICARDO ANTEQUERA RAMOS

Licenciado en Historia de la Universidad Central de Venezuela, graduado el 8 de diciembre del año 2000. Investigador en Historia de la Guerra siglo XIX. Especialista en armas de ese período. Museógrafo y Curador de varias exposiciones en nuestra institución. Con estudios de Maestría en Historia Militar, en la UMBV, IAESEN. Catalogador de militaría del siglo XIX venezolano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre mucho más 📇

Tarjeta postal que promocionaba los buques a vapor de la Red D Line
Olga Santeliz

Naves escoltas del Libertador

El bergantín El Caracas pertenecía a la Red D Line, que fue la más importante conexión de transporte marítimo entre los Estados Unidos y Venezuela desde 1820 hasta 1936.

Leer más »
Boceto de Páez en la Batalla de Carabobo. Óleo sobre tela, Arturo Michelena, 1890. Al dorso: “Dedicado a mi distinguido amigo el Dr. Arístides Rojas”.
Fundación John Boulton

24 junio 1821 | Batalla de Carabobo

El 24 de junio de 1821 el Libertador Simón Bolívar al frente del Ejército Unido de la República de Colombia, derrotó al ejército realista en la Batalla de Carabobo

Leer más »